Dije Kabbalah Plata Hei Lamed Lamed Estado Ensueño Art 1357

$ 79,41

72 nombres de Dios

Disponibilidad: 11 disponibles

SKU: 1357 Categoría: Etiquetas: , ,

GRACIAS POR VISITAR LAS PUBLICACIONES DE MISTICO Y ESOTERICOS

MEDALLA KABALAH EN PLATA

NOMBRE DE DIOS (06)

HEI LAMED LAMED: ESTADO DE ENSUEÑO

MIDE DE FRENTE 3,5 X 2,2 CM. MEDALLA CIRCUNFERENCIA 2,2 CM

PESO APROX 9 GR

Los 72 Nombres son secuencias de tres letras cada uno, que actúan como un índice para frecuencias espirituales específicas. Simplemente mirando las letras, cerrando los ojos y visualizándolas, puedes conectarte con estas frecuencias. Con el fin de utilizar una metáfora física para describir lo que ocurre cuando usamos los 72 Nombres, piensa en un diapasón, una herramienta que se utiliza para establecer un tono preciso. Cuando acercas un diapasón que vibra a otro que no vibra, el segundo diapasón empieza a vibrar debido al fenómeno llamado “transferencia simpática”. Los 72 Nombres funcionan como diapasones que te reparan a nivel del alma. Eso significa, en el sentido práctico, que no tienes por qué pasar por algunas de las pruebas físicas más duras en la vida, ya que puedes afinar tu cuerpo y tu alma con las frecuencias espirituales que tus ojos no perciben.

Cada una de las tres letras tiene una función particular. La primera es una carga positiva, la segunda es una carga negativa y la tercera es un cable a tierra. Juntas forman un circuito de energía que se transmite directamente a tu alma. Simplemente mirando las letras, así como cerrando tus ojos y visualizándolas, puedes conectarte con esas frecuencias. Los nombres son una herramienta para ayudar a la humanidad a tener control sobre el caos al controlar nuestra naturaleza física; el único obstáculo es nuestro ego. Sólo al superar nuestro ego desde sus propias fundaciones nos trae control sobre el mundo físico, y ese es el propósito de los instrumentos que son los 72 Nombres.

HEI LAMED LAMED
Con este Nombre soñaré verdaderamente. Mi alma ascenderá a lugares seguros y amorosos durante la noche. Despertaré con más fuerzas cada mañana. Revigorizada/o. Renovada/o en cuerpo y alma. Más sabia/o.

SHEM 6 – ESTADO DE ENSUEÑO – LAMED LAMED HE
SHEM 6 – ESTADO DE ENSUEÑO –

Valor numérico: 65

Ángel portador del Nombre: Lelah el. Valor numérico: 96

Significado: Como Nétzaj de Kéter, Lámed-Lámed-Hé canaliza el aspecto espiritual de la luz astral, que es el atributo de la Luz como poder activo: Luz-en-extensión. He-Lamed tiene el significado general de luz, de claridad, y Lamed indica en general despliegue, movimiento expansivo. Así, Lamed-Lamed-He es la línea de Luz que une el cielo con la tierra, el océano infinito de luz y amor divinos con todos los seres de la Creación. Y puesto que la Luz es la esencia de lo creado, cuando estamos llenos de ella recibimos:
– iluminación espiritual, por la enorme claridad interior que aporta;
– amor a los demás que brota de una profunda comprensión y empatía, porque la luz nos transforma alquímicamente a su condición;
– poder de irradiación, atrayendo magnéticamente a las personas y a las experiencias con nuestra luminosidad;
– inspiración y facultades artísticas, por la capacidad de sentir profundamente la armonía y la belleza;
– conocimiento de las ciencias, en cuanto persiguen la búsqueda de la verdad;
– satisfacción de las necesidades materiales, borrando el sentimiento de ausencia innecesario, aportando alegría de vivir, felicidad y bienestar;
– curación a todos los niveles, pues toda enfermedad es una carencia de luz;
– protección, pues la luz aleja de nosotros toda negatividad; etc.

Así pues, la luz del Nombre de Dios Lámed-Lámed-Hé realiza en nosotros una alquimia interior, preparando y ensanchando nuestra vasija, haciéndola apta para ser un templo de la Presencia, Hazme un santuario y yo moraré en ellos”. En ellos, es decir, en los individuos – en nosotros, imagen y semejanza – pues el edificio corresponde al arquetipo de la Vasija, que no es otro que el propio Nombre de Dios, Ado-nái. La letra Hé, que significa ventana, abre la dimensión espiritual. Además tiene el significado de alma (el alma es la ventana a través de la cual se asoma la Luz Divina). Por otro lado, la Lámed consiste en una Jáf y una Váv. Además, se trata de la única letra cuyo trazo sobrepasa por arriba al renglón de la escritura, proyectándose hacia lo alto e indicando una conexión con las tres esferas superiores del Árbol de la Vida, particularmente Biná (Hé). La Váv es el canal que llena la Jáf inferior que representa el poder de la vasija.

Meditación: Hé en el centro de encima de la cabeza como una ventana abierta a las dimensiones superiores. Lámed con Jáf en el corazón y Váv uniendo corazón y cabeza. La otra Lámed con la Jáf en el centro de Maljút (base de la columna) y la Váv llegando hasta el corazón. Sentir la fuerte canalización de la Luz. Llenarse por completo. Experimentar. Irradiar.

“En Cábala, el nivel de Dáat de Ietzirá, que es también Iesód de Beriá, es tradicionalmente llamado Rúaj HakKódesh, Espíritu Santo. Con este Nombre se quiere indicar una iluminación (Hashkalá) o inspiración celestial que puede manifestarse en la conciencia como una irrupción de contenidos psíquicos. La forma que ésta puede adoptar es variable: un chispazo de intuición; una corriente de pensamientos apenas distinguible del propio flujo ordinario, si bien con una cualidad específica inequívoca; contactos con figuras angélicas, por ejemplo el Santo Ángel de la Guarda, o con guías personales, tales como jajamím (sabios) de la antigüedad; o bien directamente a través de la propia neshamá del individuo, que es el proyector en última instancia”.

En la meditación, además del nombre del ángel Lelah´el se usa el Nombre Divino compuesto EL ADO-NAI (literalmente: Dios mi Señor) que tiene el mismo valor numérico 96.

“El procedimiento concreto sigue la forma usual de meditación que ya tenemos trabajada: Centración, relajación profunda, visualización de las letras: EL ADO-NAI, vibrando internamente con fuego blanco e irradiando luz blanca, concentración en las letras hasta que llenan todo el campo de visión. Entonces formulamos de la forma más exacta posible la pregunta o el problema sobre el que deseamos guía. Visualizamos la cuestión con el máximo detalle, tanto en sí misma como en su contexto, incluyendo imágenes y sonidos si son relevantes, personas involucradas. Después elevamos la pregunta hasta el Nombre, envolviéndola con su luz, y quedamos a la espera de la respuesta, posiblemente por medio de las letras. Ésta puede ser inmediata o dilatarse en el tiempo, apareciendo de golpe incluso en días posteriores (o en un sueño). Como ya hemos dicho, lo más probable es que la respuesta consista en una inspiración interna, tipo “voz interior”, no muy diferente del propio tren de pensamientos. También puede tener un alto grado de componente visual. Eso depende de cómo sea el propio Iesód del individuo (Iesód de Ietzirá, el espejo de la mente)

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Dije Kabbalah Plata Hei Lamed Lamed Estado Ensueño Art 1357”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Abrir chat
¡Hola! 👋
¿En qué podemos ayudarte?